domingo, 19 de diciembre de 2010 | By: Nerea Uzquiano

Y llego

Dicen que… cuando menos te lo esperas llega lo bueno. Cuantas personas hemos dicho: ’’si, si…’mucho esperar y nunca llega”. Si lo miramos como personas optimistas, tal vez, nos creamos una parte de todo esto.


Pues en mi caso digamos que siempre me he considero bastante”ilusa”. Siempre desde pequeña había oído miles de historias de princesas, que quieras o no en la mente de toda niña van creando ideas sobre un hombre ideal. A medida que creces, pues se te va amoldado tu carácter tu personalidad, te vuelves mas rencorosa o mas sensible, etc.… dependiendo de lo que se haya vivido.

Pues bueno después de contar esto.”ME LLEGO”. Llego ese momento del que algunos hablaban, yo los miraba como dichosos pensando: Tienes mucha suerte no todo el mundo encuentra algo especial... algo especial y único que hace que todo lo que hagas, lo hagas con ganas porque siempre lo haces pensando en una persona concreta… ¡si! esa persona especial”

En otras ocasiones se conoce a más gente en la que alguna vez dices: si me gusta creo que estoy enamorada, vives a partir de ahí con ese concepto y hasta que llega alguien que te rompe los esquemas, ya no hasta donde creías pensar sino mucho mas allá, tanto que ni te lo crees, que te frotas los ojos una y otra vez creyéndote que estas soñando.



Pues si, tal vez no dure toda una vida, aunque si fuera por mí, podría vivir todos los días con una sonrisa sabiendo que aun sigue ahí a mi lado.



Imagino que hay quien es poco creyente en todo esto, por temor tal vez a sentir más de la cuenta o a expresarse. Hay quien piensa que quedarse pillado por alguien tanto es”malo” puesto que a lo mejor desea tener libertad y piensa que al caer en esto se sentiría un poco atrapado. Pero bueno en estas cosas pienso que solo hay una cosa que manda… (Muchos sabrán de que les hablo), si... esa”cosa que palpita”, que hace que tengamos emociones, sensaciones de alegría, de tristeza, de emocion. Siempre ligado con el amor.

Bueno, tal vez escriba demasiado”cursi”, Pero imagino que es por la situación en la que estoy. Aquella como cuando escuchamos música. Y nuestra cabeza vuela hacia la persona que ocupa cada uno de nuestros pensamientos.

Si me preguntáis ahora sobre el amor, seguro que os contestare como una niña de 8 años ¿Por qué? Pues porque a pesar de que ya no soy una niña., cuando hablo de amor me vuelvo tan”inocente “que podría ponerme ahora hasta a dibujar corazoncitos.

Creo que también porque soy alguien que, en cosas de estas, me siento en otro mundo en el que tal vez pueda ser yo la única que me entienda. Pero me gusta ser así, muchas veces se pide la opinión de los que te rodean, yo siempre termino haciendo lo que yo quiero. Así me enseñaron a vivir. Equivocándome y acertando, pero siempre cometiendo mis errores y mis aciertos, sin vivir de los ajenos.



Así que… podría decir que me tiene embobada, anonadada… Como queráis llamarlo.

0 comentarios:

Publicar un comentario