domingo, 28 de febrero de 2010 | By: Nerea Uzquiano

Jane Eyre

Singular desde su complicada infancia de huérfana, primero a cargo de una tía poco cariñosa y después en la escuela Lowood, JANE EYRE logra el puesto de institutriz en Thornfield Hall, para educar a la hija de su atrabiliario y peculiar dueño, el señor Rochester. Poco a poco, el amor irá tejiendo su red entre ellos, pero la casa y la vida de Rochester guardan un estremecedor y terrible misterio.
sábado, 27 de febrero de 2010 | By: Nerea Uzquiano

Mi etapa escolar

Nunca fui buena estudiante, que no quiere decir que fuera tonta. Solo que tenia algunas dificultades que por desgracia el profesorado de entonces no descubrió.

Mi etapa escolar fue pasando sin pena ni gloria, no suspendía pero tampoco destacaba. ¿El motivo? Era vaga, no me gustaba el colegio... lo habitual.

El caso es que me fui acostumbrando a ello y cada vez le tenía más tirria al mismo. Ello ayudo a que mis relaciones con mis compañeros tampoco fueran buenas.
Lo cual hizo que aun me gustara menos.

La llegada al instituto no fue mejor, excepto en las relaciones con los compañeros que esas si mejoraron.

Estaba tan acostumbrada a que era vaga, que para que iba a llevar la contraria a nadie...

Afortunadamente, pude titularme al dar con un profesor que se desvivió para que me gustaran las matemáticas, a ellas y a el les debo que mi futuro no fuera negro.

Pero a lo que iba. Yo no era vaga, y claro que me gustaba estudiar. Pero lo tuve que descubrir pasado mucho tiempo.
Mi único problema tenía nombre: Dislexia.
Hoy día convivo sin mayor problema con este trastorno, aunque no está superado dado que tampoco se me encontró a tiempo.

Gracias a unos maestros incompetentes, mi etapa escolar no tiene ni un solo recuerdo bonito.
Gracias a esos incompetentes, no tuve una titulación mayor de la que tengo.
Gracias a esos incompetentes, llegue a odiar los libros.

Este relato, mas que un relato, es por un lado una critica a aquellos que deberían ayudarnos a formarnos y a superar nuestras dificultades y en lugar de ello, se convierten en funcionarios apoltronados en su sillón desde el cual deciden el futuro de la juventud sin pensar que están acabando con el futuro de muchos.

Por otro lado es un agradecimiento para aquellos que si toman en serio su labor de educadores y fomentan el aprendizaje haciéndonos amar las asignaturas que imparten, en lugar de enseñarnos a detestarlas.

Porque existen muchos educadores como Pedro, y porque deberían existir muchos mas, mi agradecimiento para ellos.

A los padres decirles que no dejen de luchar por los estudios de sus hijos, que no hagan caso cuando les digan que no quieren y miren que tal vez sea que no pueden.
No dejen el futuro de sus hijos, en manos de cuatro ineptos.

La casa familiar

Normalmente toda persona, guarda un recuerdo más o menos agradable de la casa en la que nació.
Leo a la gente hablar de ellas, y nos cuentan como eran sus verdes praderas, el horno de la abuela, o la bicicleta que paso de generación en generación.

La cosa donde nací, no era una casa con verdes praderas alrededor, no tenía chimenea, y la bicicleta no la compartí con nadie.

La casa donde nací si que tenia un horno de leña, del cual salían un día si y otro también horribles cucarachas que hicieron de mi estancia en la misma un trauma que a día de hoy aun me acompaña.

Recuerdo que era un cuarto piso, sin ascensor (Lo cual mis nalgas agradecieron con el paso de los años).

Recuerdo un largo pasillo, que hacia que mis visitas al baño se demorasen todo lo posible. Cuando ya era imposible retrasarlas más, posiblemente ningún atleta profesional hubiera igualado mi marca.

Las lámparas, dios que espanto, imposibles de describir y a su vez imposibles de olvidar.

El gusto decorativo de mi madre tampoco era para una revista de decoración, mas bien todo lo contrario.
Figuritas y recuerdos varios por toda la casa.
Entre ellas era de destacar un pajarraco, con una cresta roja, típico de algún lugar, a los que no quisiera ofender. Horroso, traumático.

La cocina en la que mi madre calentaba bufandas cuando nos dolía los oídos y a su vez nos abrasaba la cara. Eso si era sufrir.
Una cocina cuyo olor a gas te mantenía en un estado de felicidad continuado. Aunque era mejor para así no pensar en las cucarachas.

Las escaleras que te llevaban al portar. Una baldosa fría, oscura, ni una ventana en la misma que diese al exterior y permitiese la entrada de un ligero rayo del sol.

Una especie de hueco al final de la misma, que producía pánico a partir de las ocho de la tarde.

Allí descubrí que debo tener tantas vidas como los gatos, porque mis saltos desde las ultimas 16 escaleras eran míticos.
Si no me mate entonces, debió ser casualidad o que realmente no me había llegado la hora.
Definitivamente no era el lugar de mis sueños, pero si que es el lugar, donde sin duda alguna fui más feliz.
El único lugar donde toda la familia estuvo junta alguna vez. Después de aquella casa, nada fue igual y nunca más volvimos a estar todos juntos.

El final de la cuerda

El final de la cuerda es una de las obras menos conocidas de Joseph Conrad y, sin embargo, es una obra maestra.
En ella se nos narra la peripecia vital del viejo capitán Whalley, que, en lugar de la apacible jubilación que se ha merecido, debe arrostrar la triste situación de verse arruinado, y para obtener el dinero necesario para su hija tiene que vender su pequeño barco, y hacerse de nuevo a la mar en un último y arriesgado viaje, asociado con un infame armador para el que nadie quiere navegar.
¿Logrará Whalley su propósito, a pesar de los peligros que acechan a tan desesperada empresa? Y es que el capitán teme otra pérdida que él necesita ocultar, además de la de su fortuna, y que hace que la cuerda de la situación se vaya tensando a lo largo del relato, un secreto que haría peligrar toda su apuesta vital…
viernes, 26 de febrero de 2010 | By: Nerea Uzquiano

Corazón herido

Mi corazón herido está
y llora muy bajito
para que nadie lo escuche
ni tenga lastima de él.

Ocultar mis ojos quiero
para no tentar a mi corazón,
de manera que no encuentre una salida
y así gotas saladas no probar.

Que se seque por dentro las lágrimas
que nacen en mi corazón
como el amor que en este instante duele y
carcome todo mi sentir.

Sé que no estoy sola,
me acompaña el valor y la fuerza
para olvidar a mi amor que hasta ayer fue.

Doy gracias a este amor
por haberme enseñado a amar,
pero más gracias le daré a Dios
por enseñarme a olvidar.

Aroma de Alcanfor

Naiyer Masud ha vivido siempre en Lucknow (Utta Pradesh), en una casa construida por su padre, que le puso por nombre Adabistan (Casa de la Literatura). Ahora, Masud es admirado en su país gracias a sus libros de relatos, que ha ido escribiendo lentamente a lo largo de su vida.

Alejada del exotismo y el realismo mágico que han infectado parte de la literatura india de las últimas décadas, su escritura significa lo contrario de una manufactura lista para ser exportada: el sutil clima fantástico de sus relatos se apoya en una gran destreza psicológica que se desprende de su mordaz y profunda humanidad. Masud crea un amplio abanico de personajes que se mueven en un mundo exuberante, lejano, en el que la línea que separa la realidad del sueño se vuelve casi imperceptible.

Un perfumista es adicto al aroma de alcanfor porque puede evocar sus melancólicos recuerdos de niñez asociados a su amor por una niña enferma que ha marcado su vida. Tras escapar de una relación con su tía, un joven se hace inspector urbanístico y descubre su extraño don para percibir en las casas aquellas zonas oscuras cargadas de miedo y deseo. Un niño es llevado por su padre a vivir con un cómico ambulante en un pueblo junto a un lago, regido por la viuda de un bandido, madre de una hija fascinante que siempre ha vivido en una barca sin tocar tierra firme y cree poder andar sobre el agua. Un hombre lo arriesga todo al robar un pájaro cantor del jardín de un sultán de Las mil y una noches. Absorbentes, cautivadores, los relatos de Masud son la obra madura y cumplida de un artista verdadero.
jueves, 25 de febrero de 2010 | By: Nerea Uzquiano

2012

21 DE DICIEMBRE DE 2012 EL DÍA EN EL QUE EL TIEMPO SE DETENDRÁ. Según los cálculos realizados por los ordenadores especializados en Astrofísica, sabemos que exactamente el 21 de diciembre de 2012 Venus desaparecerá por el horizonte en el oeste, al tiempo que las Pléyades se alzarán por el este. Para los mayas, esto marca el final del ciclo temporal de Venus. El planeta y la Humanidad entrarán en una nueva era. Los descubrimientos más recientes también son inquietantes. La Tierra gira cada vez más lentamente sobre sí misma. Si hoy su rotación es de 24 horas, hace 400 millones de años era de 22, mientras que su frecuencia de resonancia se ha acelerado significativamente en los últimos años. Nuestro sol terminará su revolución completa en torno al centro de la galaxia en los últimos meses de 2012 (esta órbita tarda 26.000 años en completarse). Según la Teoría del Punto Cero, en ese momento la Tierra empezará a girar en sentido contrario, invirtiendo los campos magnéticos, como ya ha ocurrido otras veces en el pasado geológico del planeta. Jed DeLanda, descendiente de los mayas, tiene una mente prodigiosa para las matemáticas y pasa la mayor parte de su tiempo jugando al GO contra su ordenador, mientras vive de los beneficios que le dan sus negocios en la red. ¿Cuál es el secreto de su éxito? El juego de Adivinación Maya utilizado antiguamente para predecir acontecimientos del futuro. Pero el fin del mundo se acerca. Comienza la cuenta atrás. Jed deberá averiguar por qué los mayas predijeron el fin de los tiempos en esa fecha e iniciar la búsqueda de la clave que le ayude a evitar el Armagedón. ¿Podrá un hombre salvar al planeta?
miércoles, 24 de febrero de 2010 | By: Nerea Uzquiano

Nostalgia

Siento nostalgia,
pese a tus caricias, miradas
huidizas, y cegadores momentos
llenos de intenso goce.

Siento nostalgia de amor.
Amor puro, lacerante y risueño;
loco, meditabundo,
extraño, transparente,
negro.

Me creo capaz de afrontarla,
llenando tus copas
y las mías.
Saltando entre altos riscos
sin preocupación ninguna.
Desmembrando los temores,
sacudiendo a la vida
en busca de la verdad.

Muda nostalgia esta mía
que hace callar también a mis pulmones;
ahogados por suspiros
que llevan tu nombre
en cada porción de aire...

Sucede que a veces...

Sucede que a veces la vida mata y el amor
te echa silicona en los cerrojos de tu casa,
o te abre un expediente de regulación,
y te expulsa del Edén, hacia tierras extrañas.
Sucede que a veces sales de un bar y la luz
quema la piel de este vampiro que te ama,
te llena la frente de fino polvo marrón-sur,
bostezas y te queman agujetas en las alas.

Pero sucede también
que, sin saber cómo ni cuándo,
algo te eriza la piel
y te rescata del naufragio.

Y siempre es viernes, siesta de verano,
verbena en la aldea, guirnaldas en mayo,
tormentas que apagan el televisor.
Teléfonos que arden, me nombra tu voz,
hoy ceno contigo, hoy revolución,
reyes que pierden sus coronas,
verte entre la multitud,
abrazos que incendian la aurora
en las playas del sur.

Sucede que a veces la vida mata y te encuentras
solo y en este corazón no reciclable
se hunden petroleros desahuciados y sospechas
que provocan miopía en lanzadores de puñales.
Sucede que a veces la vida mata y el invierno
saca su revólver, te encañona en las costillas,
te aterran los álbumes de fotos y el espejo,
huele a pino el coche y el mar a gasolina.

Pero sucede también
que, sin saber cómo ni cuándo,
algo te eriza la piel
y te rescata del naufragio.

Y siempre es viernes, siesta de verano,
verbena en la aldea, guirnaldas en mayo,
tormentas que apagan el televisor.
Teléfonos que arden, me nombra tu voz,
hoy ceno contigo, hoy revolución,
reyes que pierden sus coronas,
verte entre la multitud,
abrazos que incendian la aurora
en las playas del sur.

Sucede que a veces la vida mata...
Y siempre es viernes, siesta de verano...
Hoy ceno contigo, hoy revolución...
martes, 23 de febrero de 2010 | By: Nerea Uzquiano

Las almas juzgadas

Las almas juzgadas retoma la historia de los dos primos transilvanos que protagonizaban Los días contados. Un año después, en 1906, las vidas de los condes Bálint Abády y László Gyerőffy transcurren paralelas al destino político de su país: Bálint Abády se ha visto forzado
a abandonar a la bella e infeliz Adrienne Miloth, mientras que su primo László Gyerőffy persevera en su empeño autodestructivo.

Entretanto, los políticos húngaros continúan con sus luchas partidistas despreciando las necesidades reales de sus conciudadanos. Obstinados en su pugna contra la soberanía vienesa y en mantener sus privilegios, los políticos y aristócratas húngaros serán incapaces
de ver cómo las grandes potencias se están acercando peligrosamente a una conflagración que más tarde desembocará en la primera guerra mundial y terminará con el mundo tal como
lo han conocido.

Las almas juzgadas es la segunda novela de la Trilogía transilvana que Miklós Bánffy publicó entre 1934 y 1940, y está considerada como una de las obras más importantes de la narrativa centroeuropea de la primera mitad del siglo XX. Prohibida durante más de cuarenta años por los regímenes comunistas, desde su reciente recuperación no ha dejado de cautivar a lectores de todo el mundo.
lunes, 22 de febrero de 2010 | By: Nerea Uzquiano

Amiga

Escucha amiga mia
lamento tu situacion
pero la vida te dio una sabia leccion
para que aprendas y vivas
no te caigas, no te rindas !!!

Secas tus lagrimas
afronta la dicha
con valentia y mucha sabiduria
saldras adelante despues de esta caida
y seras mas fuerte mas precavida


Los malos recuerdos despojalos
y no dejes que habiten en tu ser
son males de un ayer
que no se pueden reponer
ya lo pasado fue
y ya nada se puede hacer

Noto tu rostro decaido
esa mirada triste y profunda
la melancolia tu cuerpo aborda
y yo mi mano te extiendo
y en mi hombro tu te apoyas
no queriendo saber nada de esto
solo cierras los ojos y duermes
esperando que termine esta maldicion
que un dia empezo

Pensamientos por tu mente corren
te conozco y se
estas muy confundida me cuentas
yo te escucho muy atenta
pero no me gusta mirarte asi
me entristeces ami

te daras cuenta de las cosas
que todo tiene un inicio
y un final incierto
que no solo con lamentos
se mejora algo imposible
si no con actos buenos
encontraras una solucion
a los errores que cometiste
por que nada es imposible.

El cojo y el loco

El destino de Bobby parece estar jodido desde que se volvió cojo. Sus padres se avergüenzan de él y lo envían a estudiar fuera. En el barco es abusado por la tripulación. Humillado, se propone nunca más ser la víctima y pasar a ser el victimario. Desalmado, apasionado de las motos y las armas de fuego, incapaz de ser leal o de amar, vuelve a Lima dispuesto a vengar su suerte contrariada. El loco Pancho es bruto, feo, sucio y tartamudo. Además, está poseído por una lujuria incontrolable. Cuando en una lejana hacienda parece enderezar su destino, la reforma agraria lo obliga a regresar a Lima. Incapaz de adaptarse a las costumbres burguesas, se aficiona a la marihuana, se vuelve hippie, quema sus documentos, abandona a su familia y huye a las montañas, buscando una paz que le resulta esquiva. Éste es el relato brutal y vertiginoso de las vidas de dos jóvenes de la clase alta limeña, el cojo y el loco, víctimas de la crueldad y las vejaciones de sus padres, quienes los convierten en dos sujetos sin escrúpulos, dispuestos a dinamitar todo lo que encuentren en su camino.
domingo, 14 de febrero de 2010 | By: Nerea Uzquiano

Zizurkil

Asesino sin rostro

La calle estaba oscura mientras ella corría sin cesar. Los pasos se acercaban de manera sigilosa. Los sentía a su espalda.

Por mas que corría no lograba alejarse de unos pasos que daba la sensación no necesitaban esfuerzo alguno para alcanzarle.



El callejón cada vez lo notaba mas oscuro y siniestro, sabia que su fin iba a llegar, pero aun así todo en ella parecía revelarse contra esa obviedad.



Repaso su vida mentalmente. En unos minutos que le parecieron horas su vida paso secuencia a secuencia por su mente. Lloro de impotencia recordando cuantas cosas iba a dejar a medias y cuantas palabras se le habían quedado por decir.



Sus fuerzas comenzaban a flaquear. Su carrera ya no era tan rápida y los pasos que le seguían cada vez eran mas cercanos.



Finalmente se dejo caer. Ya no tenia sentido seguir corriendo intentando escapar de lo inevitable.



Unas manos se cerraron sobre su garganta mientras unos ojos negros se posaron en los suyos.



Ni una palabra, ni un motivo, ni tan siquiera un rostro al que maldecir.



Iba a morir en aquella oscura calle sin saber el porque ni quien.



Aquel asesino quedaría impune y tropezaría con otra victima años mas tarde.



Mientras el ultimo aliento escapaba de su boca, Maria lloro en silencio esperando el final. Su propio final.



Finalmente y cuando vio que su cuerpo yacía sin vida dijo:



- Yo te maldigo asesino sin rostro, yo te maldigo criminal que me arrancas la vida antes de que esta comience. Yo te maldigo en mi nombre y en nombre de tu próxima victima.

Quiero desaparecer

Esta vez me pierdo porque quiero yo,
desordeno mi camino disfrazando las señales
que deje para encontrarme.


Esta vez que hable el silencio,
que sea él el que grite lo que quiero callar yo.


Esta vez que sea mi sombra
la que se arañe la piel por un poquito de luz.


Voy a esconderme de mi,
voy a sentarme junto al tiempo
para que pasen las horas sin que pase yo.



Dejaré que mi alma respire sola,

ya no quiero su aire, voy a vivir sin mi.



Me encadenaré a mi abandono,

seré mi tirana y mi esclava a la vez.



No me busquen, no intenten encontrarme.

Déjenme que me pierda solo por un ratito,

quiero desaparecer.



Sólo voy a esconderme porque sé que me encontraré.

En la mañana, cuando vuelva el sol, yo también volveré.



Por eso no voy a buscarme,

solo voy a perderme un ratito,

solo quiero desaparecer.

Hembrismo o feminismo

Últimamente estoy escuchando mucho hablar de feminismo, o mas bien hembrismo (de feminismo tiene poco), con argumentos que creía que ya estaban superados.



Cuando yo comencé a militar, en el primer sitio que lo hice fue en un organismo feminista.

Allí aprendí lo malo malísimo que era el hombre y lo oprimidas que nos tenia.

Las cuentas no cuadraban en una cabeza que siempre había vivido el matriarcado



Con el tiempo y dado que venia de familia de obreros comencé a relacionarme con ese mundo. Y las cuentas aun me cuadraban menos.



¡Había hombres explotados y mujeres explotadoras!



Yo creo que fue entonces cuando aprendí que la diferencia no era de sexos, sino de clases.

Existían clases explotadas (personas explotadas) y clases explotadoras (personas explotadoras).



Mientras mis compañeras culpaban al hombre de todos sus males mi cabeza poco a poco iba viendo personas culpables y mis dudas crecían.

¿Si el hombre por ser hombre era el culpable de todo lo que le sucedía a la mujer, el blanco por ser blanco también era culpable de todo lo que le sucedía al negro?

La respuesta era evidente. NO.



La mujer, el hombre, el blanco, el negro, etc eran explotados en base a su clase social.



Es cierto que algunos hombres ven a la mujer como un ser inferior, pero esto esta fomentado por religiones y por las diferencias en el trabajo.



También algunas mujeres ven a los negros inferiores, ¿es suficiente para afirmar que la mujer es el enemigo de la raza negra?



Hombres y mujeres debemos luchar por la igualdad si, pero por una igualdad. No por ser iguales.

Yo estoy muy orgullosa de mi condición de mujer y no deseo ser un hombre.

No creo que la igualdad pase por dejar de depilarme ni por rascarme mis partes en publico.

Deseo tener los mismos derechos y los mismos deberes.

La igualdad es necesaria si, pero para hombres y mujeres y juntos es como debemos lograrla.

Mi enemigo no es el hombre, el hombre es mi compañero de viaje.

Para la persona mas importante de mi vida

En un mundo donde tú existes,
dónde reina la paz de tus caricias,
con la ley de tus besos,
y la obediencia de tus ojos,
en el que tus labios me mandan,
tu alma me enamora,
y tú me fascinas.
En este mundo, yo te amo.
sábado, 13 de febrero de 2010 | By: Nerea Uzquiano

El Tesoro

Lo vio, no sabia que debía hacer con el. Carlos un niño de apenas 3 años lo miraba extasiado con la inocencia de la edad.

No se atrevía a tocarlo, algo en su interior le decía que había encontrado algo valioso y no sabia con quien debía compartirlo.

- Carlos a cenar.

La voz de su abuela, rompió el hechizo por un momento, pero Carlos se sentía incapaz de moverse del lugar.

- Carlos ¿qué haces?

La mirada de Carlos seguía fija en el lugar, como hipnotizada, la abuela siguiendo la dirección de la mirada de su nieto lo vio.

- Ah! Has encontrado mi viejo libro.- Sonrió la anciana.

- Li-bo – repitió Carlos

- Si hijo, mi primer libro, que conservo desde que era poco mayor que tu.

La anciana observando el rostro del niño, se dio cuenta que no sabia que significaba aquello.

Se entristeció. ¿Cómo era posible?

Desde niños había inculcado a sus hijos su pasión por la lectura, posiblemente la única pasión que había podido sobrevivir en una vida llena de penurias y necesidades.

- Carlos, te voy a contar una vieja historia.

Carlos sentía verdadera adoración por aquella anciana, de voz suave cuyas historias le entusiasmaban.



“ Hace muchos años, tantos que apenas puedo recordarlos, nació en esta misma casa una niña.

En aquel tiempo, no tenían esos juguetes tan bonitos que tu tienes hoy en día”

- Con que jugaban? – Preguntaba sorprendido Carlos que no entendía como podía ser que existiese una época en la que los niños no tuvieran sus coches y sus juegos.



“Con la imaginación. No te extrañe mi niño. En aquella época no había dinero y lo que había se gastaba solamente en esa comida tan rica que te hace mama.

Pero aquella niña, también jugaba y era feliz. Todos los días, al terminar el trabajo en el campo, su mente se iba lejos, imaginando historias, luchando contra fuertes guerreros.

Viajo por todo el mundo con su imaginación, conoció príncipes y princesas, acabo con lobos malos, salvo a abuelitas, despertó hermosos príncipes, y lucio bellos trajes en bailes de palacio.

Carlitos miraba boquiabierto a su abuela.

- ¿Cómo hacia tantas cosas? -La anciana le acaricio su sonrojada carita sonriendo y se fue.

- Te espero en la cocina cariño.

Fue cuando Carlos comprendió el tesoro que había encontrado. Cogió el libro con sus manitas, y lo coloco con sumo cuidado entre sus pertenencias mas valiosas.

Ahora compartía algo mas con su abuela. Ambos tendrían el mismo tesoro.
miércoles, 10 de febrero de 2010 | By: Nerea Uzquiano

El Fotografo


Un anciano fotógrafo catalán, superviviente del campo de Mauthausen y obsesionado por la justicia, un nazi huido e instalado en Cambrils y un profesor de instituto de baja por depresión son los personajes de una trama que juega entre el pasado y el presente, y que se resuelve de forma inesperada y sorprendente.
Un cruce de historias, un texto que emplea diversos registros, atrapa al lector y lo arrastra, sin dejarlo de la mano, hasta la última línea.
martes, 9 de febrero de 2010 | By: Nerea Uzquiano

Venganza en sevilla

Sevilla 1607. Catalina Solís –la protagonista de Tierra firme—llevará a cabo su gran venganza en una de las ciudades más ricas e importantes del mundo, la Sevilla del siglo XVII. Catalina cumplirá así el juramento hecho a su padre adoptivo de hacer justicia a sus asesinos, los Curvo, dueños de una fortuna sin igual amasada con la plata robada en las Américas.
Su doble identidad –como Catalina y como Martín Ojo de Plata—y un enorme ingenio le hacen diseñar una venganza múltiple con distintas estrategias que combinan el engaño, la seducción, la fuerza, la sorpresa, el duelo, la medicina y el juego, sobre un profundo conocimiento de las costumbres de aquella sociedad.

En su arriesgada aventura plagada de peligros y emociones, a Catalina la acompañan algunos amigos de Tierra firme y sus nuevos cómplices, unos pícaros supervivientes, dispuestos a dar su vida una y otra vez por personaje tan legendario y de vida tan extraordinaria.
lunes, 8 de febrero de 2010 | By: Nerea Uzquiano

Perdona pero quiero casarme contigo


Segunda parte de Perdona si te llamo amor. La historia de amor continúa...
Alex y Niki están más enamorados que nunca, acaban de volver del faro en la isla de Blu donde han vivido días inolvidables. Niki se reencuentra con sus amigas, pero el grupo de las Ondas deberá afrontar grandes cambios que pondrán a prueba su amistad. Alex retoma su vida de siempre, sus viejos amigos. Ellos, Flavio, Enrico y Pietro han pasado de ser maridos serenos y seguros a tener que afrontar muchas difi cultades que han puesto en peligro sus matrimonios. Y ahora todas esta personas, hombres y mujeres de diferentes edades, cada uno a su manera se encuentran para refl exionar sobre el amor. Pues, ¿existe el amor? ¿Es cierta la crisis del séptimo año? ¿Tienen razón los que dicen que un amor no puede durar más de tres años? Y después, la pregunta más difícil: ¿un amor puede durar para siempre?
domingo, 7 de febrero de 2010 | By: Nerea Uzquiano

Sangre Derramada

Premio a la Mejor Novela Negra del año en Suecia.
Es verano en Suecia, cuando brilla el sol de medianoche y el largo invierno ha sido olvidado. En este tiempo mágico, una sacerdotisa luterana, Mildred, es hallada muerta con signos de tortura en la ciudad de Kiruna. Mildred era una declarada feminista, una luchadora amada y odiada por igual. Está claro que no todos en Kiruna aceptan que una mujer sea sacerdote, pero tres meses después del brutal asesinato la policía sigue sin tener una pista. Rebecka Martinsson vuelve a Kiruna, el lugar donde creció, a realizar una gestión para el bufete de abogados de Estocolmo en el que trabaja. Sin embargo, pronto se ve envuelta en este misterioso caso: Anna-Maria Mella, la policía local de Kiruna, acude a Rebecka en busca de ayuda; sabe que sólo ella es capaz de desenmascarar la oscura verdad que esconden los habitantes de esta gélida ciudad.
Åsa Larsson sorprendió a los lectores con Aurora boreal, un éxito que la encumbró como la autora revelación de la novela negra escandinava. Con Sangre derramada, novela galardonada con el Premio a la Mejor Novela Sueca del Año, Larsson vuelve a sumergirnos en la inolvidable e inquietante atmósfera de Kiruna.
sábado, 6 de febrero de 2010 | By: Nerea Uzquiano

Lo que esconde tu nombre

Un subyugante relato de terror sin efectos sobrenaturales, y es también, y ante todo, una absorbente novela sobre la memoria y la redención de la culpa. Sandra ha decidido retirarse a un pueblo de la costa levantina: ha dejado el trabajo y, embarazada, pasa los días intentando aplazar la decisión de qué hacer con su vida. En la playa conoce a un matrimonio de octogenarios noruegos que parecen la solución a los problemas de Sandra.

Julián, un anciano que acaba de llegar de Argentina, superviviente del campo de exterminio de Mauthausen, sigue paso a paso las idas y venidas de los noruegos. Un día Julián aborda a Sandra y le revela detalles de un pasado que a Sandra sólo le suenan por alguna película o algún documental: horrores en blanco y negro que no tienen nada que ver con ella. Aunque el relato de Julián le parece a Sandra descabellado, empezará a mirar de una forma nueva a los amigos, las palabras y los silencios de la pareja de ancianos, sin darse cuenta de que el fin de su inocencia está poniendo su vida en peligro.
viernes, 5 de febrero de 2010 | By: Nerea Uzquiano

Caminos cruzados


Caminos Cruzados es la primera novela de nuestra autora Nerea Uzquiano, Camino en este blog.
Es la primera parte de una trilogía y participa en el 1º Certamen de novela de la Editorial ArtGerust.
En esta primera parte Allegra, una joven RedSkin, tiene que dejar su ciudad natal, sus amigos y su novio para trasladarse a otra ciudad, dominada por SkinHear.
El encuentro con la banda enemiga le ocasiona muchos problemas, aunque la atracción que siente desde el primer momento por Jairo, cabecilla de los SkinHead, le ocasiona muchos más problemas.
Por más que ambos intentan mantenerse alejados, el destino se empeña en unirlos. Todo se complicara al entrar en el escenario otra banda, lo que les obligara a unir sus fuerzas.
Puedes Adquirir esta novela desde nuestra libreria en la pagina principal de la comunidad.
http://www.arteliteratura.net
jueves, 4 de febrero de 2010 | By: Nerea Uzquiano

Vendidas

Zana viaja con quince años al Yemen, tierra de su padre, para pasar unas vacaciones en casa de Abdul Khada. Lo que encuentra allí es horrible, las mujeres trabajan hasta el agotamiento y no tienen privilegios, no hay electricidad ni agua ni grifos. Ella viene de Londres donde escucha música moderna y se pinta para salir. Antes de que pase una semana en el Yemen se entera de que no va a volver a su Londres natal, porque su padre le ha vendido. A ella y a su hermana. Y la ha casado sin su consentimiento con un niño enfermizo menor que ella. Está secuestrada y es sistemáticamente violada. Durante ocho años tiene que pasar por un infierno mientras su madre trata de recuperarlas con todos los medios posibles ayudada de periodistas británicos. Pero para entonces Zana tiene que renunciar a su propio hijo y a su hermana, que ya es incapaz de salir de aquel infierno.
miércoles, 3 de febrero de 2010 | By: Nerea Uzquiano

Les Cartes de Nèxiah


Hadia era un mundo muerto, estéril y helado. Situado a más de cién billones de quilómetros de la Tierra, contaba, a pesar de todo, con un único y extraordinario habitante, una nave que se había parado allí, en aquella luna mágica de nieves anaranjadas, enviada o perdida por alguna raza extraordinariamente avanzada.
El objeto había caminado durante decenas de miles de años por el negro vacío cósmico que es el espacio exterior, absolutamente inalterada, avanzando sin destino final, para siempre jamás. Como una botella a la deriva en un océano infinito, su viaje tenía que durar toda la eternidad.
Pero el azar, siempre caprichoso, jugó a favor suyo, llevándola hacia las playas tranquilas de aquella esfera turquesa, donde reposaría aún muchos siglos antes de que fuera encontrada por los hýdrakan, criaturas de una complejidad que escapa toda posible descripción.
Qué era? De donde venía? Qué eren aquellos extraños símbolos grabados a fuego en su caparazón de metal?
Ésta es la sencilla historia de dos civilizaciones perdidas en la inmensidad del vasto océano cósmico, dos granos de arena en el desierto galáctico, náufragos de la noche que aprendieron a hablar y escribir en el lenguaje de las estrellas, rompiendo finalmente el silencio y la soledad.
martes, 2 de febrero de 2010 | By: Nerea Uzquiano

Pasion India

EL 28 enero de 1908, una española de 17 años, sentada a lomos de un elefante lujosamente enjaezado, hace su entrada en una pequeña ciudad del norte de la India. El pueblo entero está en la calle rindiendo un cálido homenaje a la nueva princesa de tez blanca. Podría parecer un cuendo de hadas, pero así fue la boda de la andaluza Anita Delgado con el riquísimo Maharajá de Kapurthala. Y así empezó una gran historia de amor -y traición- que se desgranó durante casi dos décadas en el corazón de una India a punto de extinguirse.
lunes, 1 de febrero de 2010 | By: Nerea Uzquiano

Tiempo de silencio

“Tiempo de silencio” es una de esas novelas que parecen sustraerse a cronologías y géneros para convertirse, por derecho propio, en obras maestras. Es en este tipo de libros donde uno puede reconocerse como persona, donde puede hallar todo lo divino y miserable de los seres humanos expresado con palabras, donde la crudeza de la vida se plasma con una frialdad inmisericorde.
Luis Martín-Santos parece beber del mejor Baroja (el de “La busca “) a la hora de describir esos personajes abocados a un destino terrible, inmersos en unos acontecimientos que les demuestran su triste condición de granos de arena en un universo desatento a sus creencias o deseos. Como el vasco, Martín-Santos recrea un escenario sórdido de puro real, mostrando un Madrid sumido en la pobreza (quizá más espiritual que real), en la degradación; una ciudad, trasunto de un país, desleída por una sucesión de desastres de los que la Guerra Civil sólo ha sido la culminación lógica. Pues para el autor el gran problema de la cultura española son sus propios integrantes, ese pueblo adocenado, inculto y vividor que se ha cortado las alas a sí mismo y que ha perdido toda oportunidad de madurar y progresar.