martes, 27 de abril de 2010 | By: Nerea Uzquiano

Para Lierni

Tome una estrella de la fría noche
Y suavemente la recline
De mi costado
La acaricie
Como se quiere todo
El inmenso firmamento…

Me propuse querer esa estrella
Le fui dando lustre
Y suavemente la adorne
De fugaces lucecitas
Era tanto el fulgor
Que de ella emanaba

La guarde temerosa
Debajo de mi alma
Para que nadie
La tocara
Era una hermosa flor
De primavera

La mantuve serena y blanca
Como una perla
La atesore como se
Quiere la espuma del mar
Y la suave arena
Era una hermosa sirena…
Y un día esa estrella fugaz
Atravesó como una
Ráfaga el inmenso cielo
Y luciendo todo su esplendor
Se poso sobre la luna
Y le regalo al mar una sonrisa…

Esa bella estrella refulgente
Tiene todo el mundo a sus pies
Es mi estrella adorada
Es mi luz y templanza
Es mi tierna sirenita
Es Lierni mi sobrina amada…

Para Nahikari

Empezando por tus ojos puedo ver
que la dulzura se adueña de tu ser
con unos ojos color de miel
tu mirada endulza hasta a la amargura.

Luego sigue tu boca pintada con sonrisas
una combinación que armoniza
tu encanto de niña y tu belleza de mujer.

Dos décadas y dos años han pasado,
desde que tus ojos se abrieron a este mundo,
y que en mi corazón nació este amor profundo,
que por ti cada día a aumentado.

Mas que mi sobrina te amo como una hija,
como nacida de mi misma,
como parte de mí y de mi vida,
porque todo mi ser siempre te cobija.

Hoy quiero decirte Nahikari,
que en el trancurso del tiempo
y aunque me desgasten los años,
te amaré con todo lo que pueda.

Eres mi niña dulce, mi niña tierna,
la primavera de nuestra vida,
la niña más querida.

Mi estado de animo

Cuando sientes un gran vacío,
un vacío tan grande que la respiración
se hunde en el pecho de uno.
Tu alma se sumerge y se escapa,
caes en la miseria de tu triste vida,
nada importa, no hay esperanza.
Las lágrimas son de piedra
y ya no resbalan...
Hacen daño al caer, arañan, desgarran,...
pierden importancia porque nadie puede verlas.
El espejo refleja imágenes falsas,
nada tiene explicación, y pides tiempo,
tiempo, que el mundo se pare,
que te dejen respirar, y pensar.
Pero sientes que nadie te escucha.
Entonces llega... nadie la para...
Depresión. Estado anímico.
Poco cuerpo para tanto sentimiento,
poca cabeza para tanto pensamiento.
Intentas escapar, ir más allá,
pero siempre quedas enterrado vivo,
sobre tierra... depresivo.
Muerto viviente...
Muerto vivo...
sábado, 3 de abril de 2010 | By: Nerea Uzquiano

La noche perfecta

Lo conoció en un bar, no necesitaron palabras. Sus miradas hablaron por ellos.Sin una sola palabra salieron a la calle, la pasión y el deseo hablaban por ellos.

En aquella habitación las manos recorrieron sus cuerpos con pasión. Con cada beso, con cada caricia... pintaban un perfecto cuadro, esculpían la más maravillosa de las esculturas.

La perfección de aquella noche termino con la luz del día. Cuando ella despertó el no estaba. Dudaba si había sido un sueño.

Una rosa sobre su cama le dijo que no, no había sido un sueño. Había sido la noche más perfecta con el final más perfecto.



Un bello recuerdo no estropeado con palabras ni reproches. Un hermoso recuerdo que les acompaño toda la vida.