jueves, 27 de enero de 2011 | By: Nerea Uzquiano

Tan solo palabras

Que preferías escuchar mi voz que la quinta sinfonía de Beethoven,



que con mi sonrrisa harías un cuadro mejor que el de Van Gogh,



que por mí reconstruirías las ruinas de Atenas y Machu picchu



y validarías la teoría de que los planetas giran a mi alrededor…


Que una vez en el bosque de la China te perdiste



y que una chinita que paseaba por ahí de ti se enamoró



y que saliste huyendo en la alfombra de Aladino



porque sólo por mi latía tu corazón…


Que por mi aprenderías a detener el tiempo,



para que nunca tuviéramos que separarnos,



que el paraíso me darías por ser yo tu ángel bueno



y que hasta allí me seguirías porque no soltarías mis manos…




…Palabras, tan solo palabras,



promesas que ingenuamente te creí,



con razón dicen que es ciego el amor y con la locura anda;



lo mío no es la lógica, lo tuyo es mentir.



pero tanto va el agua al cántaro que lo revienta



y si con 300 Leónidas venció a sus adversarios



y si Chapulín vence a sus adversarios con torpeza



¿por qué yo no voy a ser capaz de olvidarte?




0 comentarios:

Publicar un comentario