sábado, 12 de marzo de 2011 | By: Nerea Uzquiano

Percibeme

Me percibes.

Intuyes mi llegada y tus ramas dormidas

despiertan del letargo.

Atrás queda el invierno de la ausencia;

de nuevo juntos asoma la vida.

No podemos vivir sin un cortejo

que vista de verde nuestros prados.

Los estorninos no dejan de volar sin rumbo

intuyen que nuestro amor se hará alimento.

He preparado mi ajuar todo este tiempo de vacíos.

Cada día me bañaré en el alba en el deshielo

y mi piel será tersa y blanca cual la luna.

Haré que tengas un orgasmo de flores.

1 comentarios:

Anonymous dijo...

Eres tu...
la que se ha engalanado,
la que se ha puesto de fiesta,
la que me ha cogido de la mano
y me ha dado un paseo por la sensibilidad.

Eres tu...
la que me ha dejado ver lo dulce de tu ser,
lo bonito de tu poesía,
lo sincero de tu querer.

Soy yo...
el que agradece tu presencia
tu amistad y tu alegria

Soy yo...
quien esta a tus pies
esperando una caricia,
esperando una sonrisa.

Soy yo... quien se da a ti
sin resistencia, sin lucha.

Si conocerte es un sueño
no quiero despertar,
si tu amistad es un sueño
rezo para continuar dormido...

Yo soy quien llora tu ausencia
Yo soy quien siente el pesar de la distancia

Seria capaz de volar hacia ti,
con mi corazoncito
para tocar el cielo que eres tu...

Ven corriendo pequeñita,
abre los brazos
¡lánzate!
yo te recogeré.
déjame soñar...

Guille

Publicar un comentario