miércoles, 21 de diciembre de 2011 | By: Nerea Uzquiano

NO SOY UN REGALO DE NAVIDAD


Todos los años hago este post deseando que sea el último. Deseando que haya llegado el momento donde no sea necesario concienciar a la gente sobre el abandono anima.

Por desgracia, este año, cientos de animales serán el regalo de navidad en muchos hogares. Regalo de navidad que en dos meses nos encontraremos en cualquier carretera o descampado de nuestra ciudad.

Un animal es un ser vivo, no es un juguete del que luego te puedes deshacer. Comen, beben y tienen necesidades como nosotros. Necesitan cuidados, si bien es cierto que luego con su cariño nos devuelven todo con creces.

Quien quiera un animal, que sea por decisión propia. Una decisión meditada y segura de lo que se hace. No por un regalo del que luego se van a deshacer.

Y si alguien quiere un animal, que visite las miles de perreras y protectoras que existen. Miles de animales esperan una oportunidad. No colabores en la explotación animal, cuando tenemos tantos casos de abandonos y animales que son sacrificados.

Los amigos no se compran ni se regalan.

0 comentarios:

Publicar un comentario