domingo, 1 de mayo de 2011 | By: Nerea Uzquiano

Luna cuéntale

Ahora que estoy sola en esta noche tan bella… me acercó a ti, luna, para hablar de la mujer más bella, de esa mujer que tanto amo, que me dio toda su juventud sin pedir nada a cambio.

Sí mi luna, esa mujer es mi madre Maria Luisa, esa mujer que se quito el pan de la boca para que nada nos faltara a mis Hermanos y a mí.

Por eso luna quiero pedirte que si la ves… dile que ella es lo mejor que la vida me ha dado. Sus suaves caricias las llevó en mi piel como tatuajes que nunca se borran ni se borraron jamás.
Luna mi Madre es una mujer vestida de amor, bondad y cariño la que me dio todo su cariño toda su ternura y toda su confianza.

Dile que la amo, dile que le agradezco mi vida, toda su paciencia y dedicación. Dile que la extraño tanto porque no está aquí y porque se fue tan pronto de mi lado. Agradécele las noche de desveló que me dio con todo su cariño.

Luna dile que no puedo ser totalmente feliz si ella no está a mi lado.
Dile que quiero estar junto a ella para darle muchos besos, muchos abrazos con todo mi amor y todo mi corazón.

Dile Luna, que no pasa un día que no piense en ella, que no la recuerde y que no llore su ausencia.

Cuídamela Luna, cuídamela a ella, a mi padre y a mi hermano, hasta que pueda encontrarme con ellos y cuidarlos yo.




7 años, Luna. Tú y yo sabemos que significa.