sábado, 23 de junio de 2012 | By: Nerea Uzquiano

¿A quien dedico Nino Bravo la canción "Libre"?

La canción habla del primer alemán que murió intentando atravesar el muro de Berlín.
peterfechterpassbildPeter Fechter, un obrero de la construcción de 18 años, intentó huir junto con un amigo y compañero de trabajo, Helmut Kulbeik. Tenían pensado esconderse en el taller de un carpintero, cerca del muro, y, tras observar a los guardias de la “frontera” alejándose, saltan por una ventana hacia el llamado “corredor de la muerte”, lo atraviesan corriendo y saltan por el muro cerca del Checkpoint Charlie, en el Berlín Oeste.

Hasta llegar al muro las cosas salieron bien, pero cuando se encontraban arriba, a punto ya de pasar al otro lado, los soldados les dieron el alto, y a continuación dispararon. Helmut tuvo suerte, Peter resultó alcanzado por varios disparos en la pelvis, cayó hacia atrás, y quedó tendido en el suelo en la “tierra de nadie”, durante cincuenta angustiosos minutos, moribundo, desangrándose, a la vista de todos, y sin que nadie hiciera nada.
Gritó pidiendo auxilio, pero los soldados soviéticos que le habían disparado no se acercaron, y lo único que pudieron hacer los soldados americanos fue tirarle un botiquín, que no le sirvió de ayuda, ya que sus graves heridas internas le impedían moverse, y poco a poco fue perdiendo la consciencia. Durante casi una hora, los ciudadanos de ambos lados de Berlín  contemplaron impotentes su agonía, gritando a los soldados de ambos lados para que le ayudasen.
Pero ambos bandos tenían miedo de que los del otro lado les disparasen, como había pasado en otras ocasiones anteriores; aunque ninguna en una circunstancia tan perentoria como esta, a las dos del mediodía, con tantos testigos presentes, incluyendo periodistas en el lado occidental.
Los soldados del lado oriental, zona a la que pertenecía en realidad la “tierra de nadie”, tampoco le ayudaron, y no se acercaron hasta pasados 50 minutos, seguramente para que sirviera de ejemplo para cualquier otro que pensase huir.
jueves, 21 de junio de 2012 | By: Nerea Uzquiano

Te quiero

Verte sonreír me da la vida
No quiero verte nunca triste
Voy a hacerte sonreír cada dia
Por todo el amor que me has dado
Necesito tu risa para vivir

Si algún día te sientes triste y desolado
Piensa en los momentos que la vida nos ha dado
Y entonces sin querer, sonreirás

No olvides lo más importante
Por mucho que nos dañe esta vida
Hay que sonreír y mirar para delante
Y así, sonriendo alegraras la mía.