lunes, 19 de noviembre de 2012 | By: Nerea Uzquiano

Regalo de Cristina y Tono


Gracias Cristina y Tono

Por hacer que siempre me sienta tan bien. Por hacer que me sienta en casa y por todo el cariño que me dais :).

domingo, 18 de noviembre de 2012 | By: Nerea Uzquiano

Recuerdos

Despues de varios años, he vuelto a registrar mi viejo nick en el IRC de Hispano. Cuanto tiempo pase alli en el pasado, cuantos recuerdos...
Despues de mucho tiempo he vuelto a reencontrarme con los viejos amigos del canal #politica, pasan los años y te hace una ilusion especial rencontrarte con viejos conocidos.

Felicidades Nahikari

Hoy es un día muy especial... hoy cumples un año más y con él, llegan nuevas oportunidades para que se cumplan tus deseos y para disfrutar de nuevas experiencias. ¡ FELICIDADES !

Felicidades sobrina

Ongi Etorri Gaxen

Hoy ha nacido Gaxen, la hija de mi mejor amiga Maider. Zorionak familia.


Hoy las flores tienen un color especial, los pájaros cantan más, el sol brilla con una nueva fuerza y esta noche las estrellas sonreirán por el nacimiento de Gaxen. Felicidades.

Os dejo la historia de Inesa de Gaxen, persona por la que Maider ha puesto ese nombre a su hija


Acusada de brujería tanto en la Vasconia continental como en la peninsular, pasó buena parte de su existencia huyendo de las autoridades francesas y españolas a comienzos del siglo XVII. Nació en la localidad bajonavarra de Bastida en 1566, aunque desde niña vivió en Hendaya. En 1609, cuando tenía 18 años, fue mandada detener por el magistrado Pierre de Lancre (comisionado del rey Enrique IV de Francia y autor del curioso libro 'Tableau de l'inconstance des Mauvais Anges et Démons, où il est amplement traicté des Sorciers et de la Sorcellerie' cuyo verdadero apellido era De Róstegui) en la tristemente famosa razia del inquisidor francés que mandó a la hoguera a más de 700 mujeres y niños, e incluso sacerdotes, entre los meses de Mayo y Noviembre de aquel fatídico año. Juzgada en Hendaya (por Tristán de Urtubia y Alzate) y en el parlamento de Burdeos (por su presidente, el barón d'Espagnac), fue torturada, quedando con secuelas físicas para el resto de sus días, y estuvo presa en Daques. Puesta en libertad por falta de pruebas, como otras muchas mujeres en su misma situación, Inesa cruzó el río Bidasoa y se refugió en Irún durante veinte años. Más tarde, se instaló en Fuenterrabía, en donde se casó con Pedro de Sanz, con quien tuvo una hija. En este puerto guipuzcoano pasó otros siete años. Denunciada por unos niños supuestamente embrujados por organizar aquelarres en el monte Jaizquibel junto a otras mujeres y acusada por la rumorología popular de provocar con sus maleficios el hundimiento de varios navíos en el puerto de Pasajes y de ahuyentar la pesca, la sospecha de brujería nuevamente recayó sobre ella el 6 de Mayo de 1611. Al contrario que otras presuntas brujas vasco-francesas (Mayora de Illarra, María de Echegaray, María de Oyarguren, María de Garro, Catalina de Bereasarra, etc.), Inesa de Gaxén rechazó estoicamente desde un principio todas las acusaciones, a pesar de padecer, al igual que sus compañeras, todo tipo de presiones y vejaciones. Los jueces de Fuenterrabía (los alcaldes ordinarios Sancho de Ubilla y Gabriel de Abadía y el arcipreste Gabriel de Avendaño) dejaron el caso en manos del Tribunal del Santo Oficio de Logroño el 13 de Junio de 1611. Absuelta junto a las demás acusadas del cargo de hechicería por el tribunal eclesiástico (presidido por el inquisidor Alonso de Salazar Frías), las autoridades de Fuenterrabía no acataron la resolución y fue nuevamente juzgada por brujería junto a otras seis mujeres. Las desterraron a Hendaya en una gabarra en Octubre de 1611 (una de ellas, María de Garro, regresó al año siguiente para reunirse con su marido y murió encarcelada), perdiéndose su rastro de aquí en adelante. Su historia es la de una mujer valiente y decidida que defiendió su lengua y sus orígenes, "la tierra donde se habla euskera".

Adios Miliki

Fuiste un icono en la niñez de muchos de nosotros


viernes, 16 de noviembre de 2012 | By: Nerea Uzquiano

Mi embarazo y yo: Vestiditos para Lucía 2

Mi embarazo y yo: Vestiditos para Lucía 2

Mi embarazo y yo: Lucia

Mi embarazo y yo: Lucia: Hoy hemos tenido visita con el endocrino y después ecografia. Y ya sabemos que es NIÑA. Estamos muy felices, es una sensación única. La ni...
lunes, 12 de noviembre de 2012 | By: Nerea Uzquiano

Carta para una amiga de Barcelona

Primero, quiero darte las gracias por todo lo que me diste; por tu apoyo y comprensión. .

Te pido perdón si en algún momento te falle, si no fui la amiga que necesitabas, si sentiste que no te apoyaba.
Me arrepiento si cometí errores que dañaron nuestra amistad y ten por seguro que fueron inconscientes.

Tu fuiste siempre algo importante y especial para mí y lo sigues siendo. Formas parte de mi vida; de mis pensamientos, sentimientos, decisiones y emociones...

 Mi cariño por ti es muy grande, y además has sabido ganártelo a pulso con tu especial forma de ser y de entregar tu amistad. Te quiero y quiero que seas muy feliz porque lo mereces.

No me despido, porque se que algún día nos reencontraremos otra vez.
miércoles, 7 de noviembre de 2012 | By: Nerea Uzquiano

Lucia

Ya os podemos presentar a nuestra hija. Es una niña y se va a llamar Lucia.
jueves, 1 de noviembre de 2012 | By: Nerea Uzquiano

Todos los santos

Un recuerdo muy especial para mis padres y hermano, que ya no están conmigo. No os olvido y estáis conmigo cada día.

Suena la noche, suena el cautiverio
tenebroso, cadenas arrastradas
por el mármol. Inician las maderas
y el metal la batalla de la orquesta,
la nublada obertura crece suave,
gotea la cera sobre el paño negro.
Si pudieras dormir. Agazapado
el volatín de los timbales salta,
ríe, te trae desnudo hasta la cama,
bufón de cresta roja, cascabeles.
Ya no puedes dormir. Estás conmigo,
ah vana sombra, aparta tu ternura,
tu torrente de lágrimas: la grave
camelia del oboe se desangra.
Ahí está la mancha. Leve, asciende,
voces humanas, órgano, los tubos
plateados del álamo en el bosque
tienen tu voz. Apaga los blandones,
retira antifonarios. Barbitúricos,
dosis letal de fiebre y laberinto,
tu cabellera flota todavía
por amargos violines del insomnio.
Sube el fagot, el panteón cerrado
ilumina la ojiva de las arpas,
pabilos crujen junto al hueco oscuro.
Humo es el sauce y su atabal ceniza.
Bebe en mi corazón. Cómo estremecen
las lilas, las violas, las sonoras
cajas el ritmo marcan de latidos.
Vuélvete a la pared. Están los sueños
exhumando el espectro. Rosas abren
por las trompas. Estallan las carcasas
de primavera, besos, huellas fulgen.
Duerme. El velorio sigue de las flautas,
pavanas para un tiempo ya difunto,
barraganía inútil del recuerdo.

Pablo Garcia