martes, 24 de febrero de 2009 | By: Nerea Uzquiano

Gero


Se trata de una obra de literatura ascética, que consta de sesenta capítulos, que ha sido comparada con la Guía de pecadores de Fray Luis de Granada. Su contenido se resumen en la siguiente atsotitza o refrán "Gero dioenak bego dio" ("Quien dice luego, dice déjalo"), es decir, prueba que dejar las tareas para luego es el lema del vago, y para ello utiliza los argumentos y frases de muchos autores clásicos, amontonándolos pero relacionándolos con maestría y belleza. Atendiendo al título parece que había dos partes, pero en la actualidad solo se considera una, quizá porque ambas están en una, porque no escribió más o no llegó a publicar la segunda parte.

El libro está dedicado a Bertrand de Etxauz, su maestro y protector, que por entonces era arzobispo de Tours.

Utiliza una retórica propia de los sermones, ya que Axular fue predicador antes que escritor. Su finalidad es cambiar el comportamiento humano, y para ello utiliza una gran gama de recursos retóricos, con tres intenciones fundamentales:

* Enseñar: desarrolla el tema con estilo calmado, tranquilo, razonado y de largas explicaciones.
* Ser agradable: ejemplifica continuamente con referencias y refranes.
* Mover al lector: cuando quiere ser azuzador utiliza un ritmo ligero, un estilo directo (la segunda persona, es decir, el hika), proposiciones más breves y una entonación interrogativa y exclamativa. Es decir, utiliza recursos propios del sermón eclesiástico.

0 comentarios:

Publicar un comentario