viernes, 6 de marzo de 2009 | By: Nerea Uzquiano

Crepusculo


Crepúsculo se publicó en 2005, obteniendo una gran acogida por parte del público juvenil (y no tan joven), y dándole a su autora un gran reconocimiento y éxito. Ésta afirma que la idea del libro surgió tras un sueño en el que escribió el capítulo número trece, ... quién sabe.
El libro trata una historia romántica y fantástica que tiene como protagonista a una adolescente (Bella Swan) que llega a una nueva ciudad (Forks, en Washington)

a vivir con su padre, porque ve que entorpece la relación de su madre con su nueva pareja. Ella será la narradora de esta historia, es una narración fresca, con gracia, que nos hará sonreír a menudo.

Bella es la típica adolescente tímida, que no acaba de encajar nunca en ningún sitio porque se ve diferente al resto.
Entre que no es la persona más sociable del mundo y empezar de cero supone un gran reto, y que mudarse a Forks resulta cambiar incluso de clima (decirle adiós al sol, hola a la lluvia), no llega muy entusiasmada.
Todo lo contrario de lo que le ocurre a la gente del instituto, que sólo el hecho de que haya algo nuevo que les saque de la rutina (una chica nueva, por ejemplo), les tiene en un estado de euforia increíble.
Bella llega al instituto y en seguida es acogida por una panda de chavales que parecen ser lo más normal del mundo, y que están encantados de prestarle atención. Pero ella acaba fijándose en un grupo de chicos que están aislados del resto, que la ignoran completamente, y tienen algo que los hace diferentes.

Ese grupo resultan ser los hermanos Cullen, una familia de vampiros que podríamos decir que son "vegetarianos", puesto que han modificado su dieta para poder convivir con el resto de los humanos durante su existencia eterna, sin que nadie sospeche de su monstruosa naturaleza.
Este "autocontrol" de los Cullen favorece que se puedan relacionar con la gente, y que Edward, uno de los hermanos, pueda acercarse a Bella, al principio con cierto temor, puesto que uno de sus poderes (escucha el pensamiento de los demás) parece no funcionar con la chica nueva.

Bella en seguida se fija en la belleza de Edward (¡cómo ignorarla!) y trata por todos los medios que el chico que se muestra tan reacio a hablarle, sea uno de sus nuevos amigos... aunque ello suponga perder a los demás, que no acaban de aceptar su presencia puesto que sospechan que hay algo anormal en la familia Cullen.
Así comienza una relación entre ambos, surgirá la amistad y el amor, y comenzará una convivencia llena de secretos, descubrimientos e intrigas.

0 comentarios:

Publicar un comentario