sábado, 6 de junio de 2009 | By: Nerea Uzquiano

El paraiso perdido


Este extenso poema expone, desde el punto de vista de un excelente poeta inglés del siglo XVII, cómo fue la pérdida del paraíso y la consecuente expulsión de Adán y Eva por parte de Dios.
Es una profundísima exploración de los problemas morales de la justicia divina y encierra una exaltación a la creencia católica. Este poema es una muestra también de la fusión de sentido y sonido, clasicismo e innovación, drama y narrativa.
El foco teológico está puesto en la predestinación. Al contrario de la historia del Génesis, el largo poema de Milton, se inicia con la derrota y castigo del ejército rebelde de Satán. Después lo acompaña mientras comienza el largo viaje en busca de la venganza contra el Dios que lo expulsó del Paraíso. Como Dios, observamos a la distancia como Satán tienta a Adán y a Eva a la debilidad causando su expulsión también.
Dios es consciente que, si les da libertad de acción a Adán y a Eva, su caída es segura, pero también sabe que expulsado Satán, éste guiará a la humanidad al primer pecado. Esto muestra la fuerte postura que Milton interpreta sobre el principio católico de la predestinación.
En definitiva, la postura de Milton es positivista ya que explica que si Adán y Eva nunca hubieran tenido libertad de acción, nunca hubieran pecado, pero si no pecaban, nunca hubieran conocido el infinito amor de Dios hacia el hombre. Y nos muestra a un Adán lleno de gratitud hacia el amor de Dios.

0 comentarios:

Publicar un comentario