viernes, 12 de junio de 2009 | By: Nerea Uzquiano

El quijote


El Quijote es una obra de arte probablemente insuperable, al menos en el terreno de la literatura.
Digo esto por muchas causas, porque es la primera gran novela, por su extensión, por su significado, por sus interpretaciones.
Creo que las mejores obras son las que ofrecen mayores posibilidades de interpretación, y El Quijote es, casi con toda seguridad la obras más interpretada de la Historia, y por ello la más rica, la más llamativa y la más absorbente; aunque también la más vapuleada.
Quien no haya opinado nunca sobre El Quijote y lo que significa, que tire la primera piedra. Muchos lo hacen con conocimiento de causa; otros no tanto. No son pocos quienes se atreven a dar su opinión de tan magna obra sin haber terminado de leerla. Porque, no nos engañemos, el pricipal inconveniente es su extensión, aunque para mi es más bien otra expresión del genio y el ingenio de su autor.
Es realmente difícil encontrar obras de tal extensión con tal coherencia y que generen una intriga que nos mantenga pegados al papel. Cervantes lo consigue, y ese es uno de los mayores aciertos.
Podría facilmente hablar de los librs de caballerías, de su crítica y otras cosas, pero lo considero innecesario. Son opiniones que no interesan por lo general a un joven lector que tiene que leerse el "mayor tocho jamás escrito" para el colegio. Yo más bien lo veo como una de la representaciones más perfectas del género humano.
Se que animar a su lectura no es sencillo, pero recomiendo abordarlo desde este plano, y leerlo con interés, cierta dedicación temporal, y con mucho detenimiento.
Nunca sabremos que pretendía Cervantes cuando lo escribió, pero nos lego esta inmensa obra, difícil de describir, no en vano la más interpretada, y desde luego imprescindible.
Simplemente animar a quienes no lo hayan leido; se encontraran una historia fantástica, un libro de aventuras como pocos, encontraran comedia, drama, y sobre todo, una de las mayores, mejores,, y probablemente la más universal de las reflexiones sobre el hombre.

1 comentarios:

Laube dijo...

Pues estoy de acuerdo con todo lo que has dicho. No obstante, creo que a pesar de que considero fundamental leerla de estudiante, es imposible apreciarla en ese momento y, por ello, se le coge manía. Yo la leí estando en el colegio y la verdad es que no me maravilló. La volví a leer estando en BUP y me dejó un poco indiferente. Finalmente, volví a leerla cuando tenía unos 23 años y le fui encontrando mil y un sentidos. Claro, los sentidos que va alcanzando la vida de una persona a medida que va llenándose de experiencias humanas.

Hay que leerlo varias veces para que nos empape.

Publicar un comentario