viernes, 17 de julio de 2009 | By: Nerea Uzquiano

Castellón

Esta ciudad ha sido toda una sorpresa para mi. Todo el que la conocia me decia lo fea que era., pero la verdad, a mi me ha gustado mucho.
Vimos la emblemática Farola que data de 1.929 que, entre bellos edificios modernistas e historicistas, construyó el arquitecto Maristany sobre el lugar de la coronación de la imagen de la Patrona de la Ciudad, la Madre de Déu del Lledó.

La Catedral de Santa Maria fue devastada durante la Guerra Civil española de 1936 y demolida en la posguerra. De su antigua construcción sólo quedan dos portales laterales. El arquitecto Vicente Traver comenzó su restauración y en los últimos años se le ha dado un gran empuje siguiendo el modelo gótico.

Se empezó su construcción en el siglo XIII y fue reconstruida nuevamente tras un incendio en el siglo XIX. Cuenta con obras artísticas importantes entre las que cabe destacar la Purísima de Esteve Bonet así como lienzos de Ribalta y Oliet. Muy valiosas son algunas obras de orfebrería valenciana, especialmente cruces procesionales del siglo XVIII.

El Edificio de correos situado entre la plaza Tetuán y la Avenida Rey Don Jaime, encontramos este edificio construido por Demetrio Ribes y Joaquín Dicenta, que es un ejemplo de arquitectura modernista.

En el interior del mismo se encuentra la sede central del Servicio de Correos.


La torre campanario de propiedad municipal y separado de la vecina catedral, es un edificio exento, de planta octogonal, cinco cuerpos, ocultando el último la sala de las campanas y terraza rematada por un templete.

Siguiendo las trazas del portugués Damián Mendes, fue construido entre 1.591 y 1.604 por Francisco Gallança de la Lancha y Guillem del Rei, aunque su elegante portada de acceso parece ser obra del francés Johan Fraix. Sobre el dintel de la puerta, una lápida con caracteres latinos, informa de la construcción y de su propiedad.

En lo alto se disponen ocho campanas y tres más para señalar las horas en la terraza. El campanario, también conocido como "El Fadrí" es, actualmente, el símbolo de la Ciudad de Castellón.


Y por ultimo el parque Ribalta que la mejor muestra de jardín urbano del entorno, construido a principios de siglo bajo la influencia romántica, cuenta con una gran variedad botánica y algunas esculturas esparcidas entre sus vericuetos.

Hay un Templete, un recinto llamado la Pérgola donde se celebran todo tipo de eventos, un estanque, unos bancos de cerámica muy barrocos y las estatuas de músicos insignes: Tárrega, Albéniz, Falla ...
 A esta ciudad le voy a dar un 6.

4 comentarios:

Kapasulinos dijo...

Excelente post! No siempre hay que dejarnos llevar por lo que nos cuentan, a veces es mejor verlo por nuestros propios ojos.
Me gustaron las fotos!

Arteliteratura dijo...

Exacto, tenemos que valorar por nosotros que no todos tenemos los mismos gustos. un saludo :)

Balovega dijo...

Hola, un precioso lugar sin duda, preciosas fotos.. un saludo y feliz verano..

Arteliteratura dijo...

Muchas gracias y os animo a visitarlo :)

Publicar un comentario