jueves, 30 de julio de 2009 | By: Nerea Uzquiano

El guardian entre el centeno


El guardián entre el centeno (The Catcher in the Rye) es una novela de J. D. Salinger. Al publicarse en 1951 en los Estados Unidos, la novela provocó numerosas controversias por su lenguaje provocador y por retratar sin tapujos la sexualidad y la ansiedad adolescentes. Su protagonista, Holden Caulfield, se ha convertido en un icono del resentimiento adolescente. Escrito en primera persona, El Guardián entre el Centeno relata las experiencias de Holden en la ciudad de Nueva York, después de ser expulsado de Pencey Prep, su escuela secundaria. El título del libro hace referencia a un poema que se explica en el libro, que trata sobre un “guardián entre el centeno” que evita que “los niños caigan en el precipicio”. Holden Caulfield es el protagonista y narrador de la historia. Holden tiene diéciseis años, aunque tiene algunos cabellos grises que le hacen parecer mayor, y ha sido expulsado por fracaso académico de una escuela privada llamada Pencey Prep. Él es inteligente y sensible, pero narra con cinismo y con una voz cansada. Holden encuentra intolerable la hipocresía y fealdad del mundo que le rodea y con su cinismo trata de protegerse del dolor y la decepción que le provoca el mundo adulto. Sin embargo, las críticas que Holden hace al mundo también se las hace a sí mismo. Le incomoda su propia debilidad y a veces él también cae en la ridiculez, maldad y superficialidad de la gente que él dice despreciar. Holden falla al verse como el niño que en realidad es.

2 comentarios:

Arwen dijo...

Enhorabuena Nerea por tu blog, me gusta mucho más el diseño así, con este tono más oscurito, es como entrar en una antigua biblioteca, tranquila a disfrutar de una buena lectura.

Besotes y nos leemos.
Arwen

p.d.:si te apetece leer algo mio pásate por Calados Hasta los Versos, estará encantada de compartirlo contigo!. Muaksss.

Tagen_Ata dijo...

Le cogí un poco de manía a El guardián entre el centeno por ser el libro que mandan leer al parecer en todos los institutos de Estados Unidos, al menos es lo que reflejan en las películas de sobremesa.

Publicar un comentario