martes, 15 de septiembre de 2009 | By: Nerea Uzquiano

La Santa Alianza


Trata básicamente de los servicios secretos del Vaticano o la iglesia católica y como han intervenido en momentos de la historia, llegado incluso al atentado político, para conseguir sus fines. Mi colega, con cara de espanto, me ha dicho: "ya veras, ya veras de lo que son capaces". La verdad que no me extraña, pero no en el sentido de "que malos son los curas", sino en el de que tratándose de que el Vaticano es un estado y que lo era mucho mas grande, ya que ahora esta reducido a una parte de Roma, en siglos anteriores y además de la influencia tan grande que poseía en la Europa de tiempos pasados, es normal que aparte de su ejército, ahora reducido a la guardia suiza, de su banco y de otras instituciones, la iglesia poseyera un servicio secreto que se encargara de "los trabajos sucios" (que seguro que ahora también existe) contra todo aquel que le disputara un resquicio de poder sobre todo en el plano espiritual, un brazo armado de la inquisición en territorio enemigo, con propósitos no muy "cristianos" en la mayoría de las ocasiones. Tambien habla el autor de esa diplomacia vaticana que en determinados momentos de la historia, como en la segunda guerra mundial, no se comporto de manera muy clara.
El libro está muy bien documentado, aunque puede resultar pesado para aquellos que no les agrade el tema, pero que nadie se escandalice, que en todos los sitios cuecen habas.

6 comentarios:

Virginia dijo...

Jajaja...en todos los sitios se cuecen habas...
Si,si todo lo que tu digas, pero estos del vaticano..se las traen y gordas...
Saludos y que pases unbuen dia.

Arteliteratura dijo...

jajjajajajja, a eso me refiero. A que el vaticano tiene mucha suciedad bajo las alfombras :).
Un saludo

Dirty Clothes dijo...

No sé si prefiero seguir en la ignorancia, a saber qué cosas fueron éstos capaces de hacer...

dirty saludos¡¡¡

Arteliteratura dijo...

Saber siempre es bueno ;)
Saludos.

Deprisa dijo...

Saber siempre es bueno pero lo que aprendas, no lo difundas, no sea que llames nuestr digo... su atencion eso SU atencion no la nuestra ;)

Arteliteratura dijo...

Que malo jajajajaja

Publicar un comentario