viernes, 18 de diciembre de 2009 | By: Nerea Uzquiano

Un soñador para un pueblo, de Antonio Buero Vallejo


El teatro intensamente dialéctico de Antonio Buero Vallejo, el mejor dramaturgo español contemporáneo, tiene uno de sus mayores ejemplos en Un soñador para un pueblo. Luis Iglesias Feijoo ofrece en la introducción una completa información sobre las fuentes que el dramaturgo utilizó para documentarse y analiza la dimensión ideológica y artística de la obra.
Antonio Buero Vallejo (1916-2000) está considerado como el mejor dramaturgo español contemporáneo. Su vocación teatral sucedió a una primera dedicación pictórica, frustrada por la tragedia de la guerra civil que le afectó muy directamente: fusilamiento de su padre, condena a muerte, cárcel durante más de seis años... Proponiéndose como objetivo convertir el teatro en caja de resonancia de los problemas de nuestro tiempo, la producción de Buero avanza en continua búsqueda de una relación armónica entre la voluntad ética y política, de agitación de las conciencias y una forma dramática de progresiva innovación en el lenguaje teatral.

0 comentarios:

Publicar un comentario