martes, 25 de mayo de 2010 | By: Nerea Uzquiano

Hipocresia

Cómo saber quien es en realidad al
mirarle a los ojos,
si sus ojos disimulan muy bien
lo que su corazón esconde...

Cómo no confiar en ella,
si aparenta ser la criatura mas dulce y bella
que en la faz de este mundo
jamás hombre cualquiera haya contemplado...

Amplia la sonrisa, tierna la mirada,
voz tan suave como la brisa
de una playa encantada;
corres, jugueteas, tus ojos
en los míos se posan
y hallo en ellos un desconcierto,
mitad puñal, mitad rosa...

Medito en ello y me dices te quiero;
simplemente te miro y vas
acercándote a mí lentamente...

Oh hipocresía, aunque tengas cara
de ángel y sonrisa de niña
sé que estás mintiendo,
puedo sentirlo...

2 comentarios:

ALFREDO MORS dijo...

¡¡cara de ángel!! ¡Qué buena imágen! Y bueno... será la intuición femenina? jeje

M. Angel dijo...

Hola Nerea, felicitarte por tu bella poesía

MEDITO EN ELLO Y ME DICES TE QUIERO

Y parto sorprendido meditando
si tus palabras son mentira o cierto.
Recapacito, y vuelvo a ti para beber tus besos Aun que estos se vuelvan veneno

Abrazo sincero

M. Ángel

Publicar un comentario