martes, 21 de mayo de 2013 | By: Nerea Uzquiano

Cada día sin ti, es una eternidad

El día que naciste fuiste una bendición para mi. 
Cuando te vi me llenaste de una gran sonrisa. 
 Me iluminaste un camino de alegría. 
Tu fuiste mi mayor orgullo. 
 Quiero pensar que me esperas en un lugar mejor. 
 Que eres un ángel, que no conoce la maldad del mundo. 
Mi ángel guardián, que siempre estará a mi lado. 
 Cuando mire las estrellas siempre pensare en ti. 
Mi querida hija, que el camino que te hace falta por recorrer 
 sea tan bonito e iluminado como tu me iluminaste a mi. 
 Es muy difícil pensar que ya no estas conmigo. 
 Ojala pudieras estuvieras un minuto mas para decirte cuanto te quiero. 
 Mi única ilusión es que vuelvas conmigo para besarte 
pero se que ahora es un sueño inalcanzable mi querida hija. 
 Pero esto no es un adiós, sino un hasta luego. 
Me despido de ti, diciéndote cuanto te quiero
Esta noche serán 5 meses sin ti.

4 comentarios:

flandersherry dijo...

No solo fue tu mayor orgullo, sino que lo es, en presente y siempre lo sera.
Esta contigo siempre, cada uno de los dias de tu vida lo estara, siendo tu angel, siendo la que te guie para que seas mejor persona (aunque ya lo eres)
Jamas sera un adios, puesto que esta contigo.

Nerea Uzquiano dijo...

Gracias porque siempre estas :*

Cris y mis "e-utopias" dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Cris y mis "e-utopias" dijo...

Mi niña eterea, mi dolor que nunca sentí ni al perder a mis padres. Mi querida nieta Lucía, cada noche y dia pienso en ti, se que eres un ángel, y que allí donde estés, muy por encima de nuestro conocimiento, nos echarás una manita. Ya sabes tú muy bien, lo querida que eres y serás. En ti confío para muchas cosas y tu ya las sabes mi querida Lucía, porque cada noche hablamos. Hasta luego preciosa, muchos besos Lucía. Te quiero más porque estas allí, donde no te puedo tocar, todavia....

Publicar un comentario