martes, 27 de abril de 2010 | By: Nerea Uzquiano

Para Lierni

Tome una estrella de la fría noche
Y suavemente la recline
De mi costado
La acaricie
Como se quiere todo
El inmenso firmamento…

Me propuse querer esa estrella
Le fui dando lustre
Y suavemente la adorne
De fugaces lucecitas
Era tanto el fulgor
Que de ella emanaba

La guarde temerosa
Debajo de mi alma
Para que nadie
La tocara
Era una hermosa flor
De primavera

La mantuve serena y blanca
Como una perla
La atesore como se
Quiere la espuma del mar
Y la suave arena
Era una hermosa sirena…
Y un día esa estrella fugaz
Atravesó como una
Ráfaga el inmenso cielo
Y luciendo todo su esplendor
Se poso sobre la luna
Y le regalo al mar una sonrisa…

Esa bella estrella refulgente
Tiene todo el mundo a sus pies
Es mi estrella adorada
Es mi luz y templanza
Es mi tierna sirenita
Es Lierni mi sobrina amada…

1 comentarios:

ALFREDO MORS dijo...

¡¡CUANTO CARIÑO EN TAN BELLAS PALABRAS!!

Publicar un comentario